Elena y el azar

Esta es la historia de una mujer que un día descubrió cómo la baba de un caracol le cambiaba la vida. Estos animalitos de caparazón fuerte y textura viscosa tenían en su interior la cura para el cabello y la piel.

Elena paseaba como muchos otros días por el campo, buscando caracoles para usarlos en la cocina. Ese día decidió probar aquel líquido viscoso que desprendían aquellos animalitos en una cicatriz, donde empezó cada día a ponerse un poco de baba. Al cabo del tiempo, vio como mejoraba esta cicatriz volviéndose menos visible y sorprendentemente descubrió que había recuperado el crecimiento del pelo en la zona.

Ese descubrimiento cambió su vida para siempre. Decidió compartir con el mundo su experiencia creando la línea de productos Heliter. Creó una granja para criar y recolectar de manera ecológica la baba de estos moluscos sin dañarlos.

Elena descubrió un método para extraer la baba sin poner en peligro la vida de los caracoles. A través de un sonido especial con el cual el caracol entra en un estado de estrés, la baba que segregan tiene propiedades altamente beneficiosas para nuestra piel y cabello.

Sus caracoles, viven en libertad comiendo plantas medicinales y productos de la misma huerta, asegurando que el extracto de esta baba es el de mejor calidad.